viernes, 7 de julio de 2017

MARIA Y EL SOL

En el invierno de 1900 en la ciudad de Budapest nació la que se conoce hoy en día como "sun queen", es decir, la reina del sol. A la pequeña Maria Telkes, así se llamaba, le encantaba mirar el sol y sentir el calor sobre su piel. Siempre se preguntaba de qué estaría compuesto para ser capaz de generar tal brillo y proporcionar tanto calor, pero muy poca gente era capaz de resolver alguna de sus dudas.
Solía subir a una pequeña casita que tenía su familia en el campo, donde todo a su alrededor era naturaleza, y donde ella estiraba los brazos e imaginaba estar tocando el sol y soñaba que descubría todos los secretos que éste escondía.
Odiaba los días lluviosos en los que el sol parecía esconderse para que nadie pudiera encontrarlo,  tenía sensación de frío, la hacía sentir triste.
A medida que fue creciendo, el interés por el sol lo hizo en la misma proporción, pero ahora ya tenía unos conocimientos científicos y eso hacía que sus preguntas fueran mucho más allá.


A pesar de la gran dificultad que tuvo para estudiar, en una sociedad en la que la mujer no tenía prácticamente ningún derecho, se fue formando. Terminó el bachillerato, accedió a la universidad y terminó su doctorado en química física en Hungría. Después de esto, se mudó a Estados Unidos, donde empezó a cumplir uno de sus sueños, conseguir participar en la investigación de la energía solar en el Instituto de Tecnología de Massachusetts.
En plena Revolución Industrial María veía que se estaban olvidando del mundo en el que vivían. Eran muchas las comodidades que se estaban logrando, pero nadie pensaba en si se estaba causando algún daño al planeta, y mucho menos, en si todo este desarrollo algún día sería perjudicial. Ella no olvidaba los años en los que iba a la casita de campo con su familia y estaba rodeada de naturaleza, le encantaba respirar ese aire puro. Sin embargo, también recordaba una cosa que no le gustaba, el frío que sentía durante el invierno. Durante el día al sol estaba muy bien, pero cuando se hacía de noche y entraba en casa, sólo estaba caliente al lado de la chimenea.

En estos años había conocido a mucha gente, pero una de esas personas tenía su mismo interés por el sol y la naturaleza, la arquitecta Eleonor Raymon. Las dos mujeres se juntaron, y en 1947,  consiguieron crear el primer sistema de calefacción solar. Para María esto resolvía el problema de su casa en las montañas, ahora su sueño era poder volver algún día e instalarlo, ahora no podía, tenía otras inquietudes que tenía que resolver. 

Unos años después, en 1953, creó el primer refrigerador termoeléctrico, en los que aprovechó los principios de la termoelectricidad de semiconductores.
No teniendo suficiente con esto, su empeño y amor por la naturaleza la llevó a generar el primer destilador solar móvil. En él simplemente imaginó el ciclo del agua, en el que sabía que el calor del sol era capaz de evaporar el agua y que una masa de aire frió, por contacto, se encargaba de condensarla para formar la lluvia. El destilador constaba de un globo inflable de plástico de unos 60cm, que flotaba en el océano, con un tubo flexible en un lado bajo. Dentro del globo se introducía una bolsa en la que se añadía el agua del mar, cuando esta se evaporaba chocaba con la pared del globo y caía al fondo, de tal forma que con el tubo se podía extraer. En un día soleado se podían extraer hasta 2.4L de agua de agua limpia, libre de impurezas, sales, metales pesados y microbios.

Este destilador se introdujo durante la Segunda Guerra Mundial como kit médico del ejército. Eran fáciles de transportar en los botes salvavidas, y de esta forma, los pilotos y soldados perdidos podían sobrevivir en el mar.
En la década de los años 70 se mudó a Texas, donde experimentó con un sistema de aire acondicionado, que permitía guardar el aire fresco de la noche para aprovecharlo durante el día. A su vez, asesoró a muchas empresas pioneras en el campo de la energía solar.

Para finalizar, resumir diciendo que Maria Telkes es una de las fundadoras de los sistemas de almacenamiento de energía solar, haciendo caso a la conocida cita: "El sol no brilla sobre nosotros, sino dentro de nosotros" y a su sobrenombre de "Reina del Sol".


EXPERIMENTO




Por una parte, en el laboratorio se realizaría una práctica de una destilación simple con el equipo adecuado, donde los alumnos puedan ver el material necesario, cómo queda el montaje y qué se consigue con una destilación.

Por otra parte, se propondría a los alumnos realizar un destilador casero, donde ellos mismos, en sus casas podrían separar sustancias mediante este método. El destilador quedaría de esta forma. A continuación se adjunta un enlace en el que se puede ver como se haría de una forma muy sencilla: https://www.youtube.com/watch?v=5GBR7R9dywk


REFERENCIAS 

  1. http://mujeresconciencia.com/2014/12/12/maria-telkes-quimica-fisica/
  2. http://blogs.20minutos.es/un-hogar-con-mucho-oficio/tag/maria-telkes/
  3. https://itacattack.wordpress.com/2014/12/12/maria-telkes-la-reina-del-sol/
  4. http://caminante-buceador.blogspot.com.es/2015/01/energia-solar.html
  5. https://es.wikipedia.org/wiki/M%C3%A1ria_Telkes


Propuesta de SARA TRILLES SULLER


4 comentarios:

  1. Molt bon conte Sara!! M'ha semblat molt interessant i de segur que l'utilitzaré quan treballaré l'unitat didàctica de l'univers amb els meus xiquets d'Infantil. Enhorabora!!!

    ResponderEliminar
  2. Muy interesante esta historia y además muy útil, se puede utilizar en las unidades que trata de energía, hablando de la parte de sostenibilidad y también se podría utilizar como introducciónpara hablar del Universo, ¿qué es el Sol? ¿de qué está formado? Me ha gustado mucho

    ResponderEliminar
  3. Muy útil para trabajar en la escuela a todos los niveles, pudiéndose adaptar a diferentes edades.
    Es un tema que se le puede sacar mucho partido: el sol como astro y como fuente de energia renovable.

    ResponderEliminar